sábado, 9 de abril de 2011

Salomón, el rey judío que nunca existió.

Desde pequeños, se nos han enseñado las historias bíblicas como si fuesen acontecimientos históricos. Estas historias han sido reflejadas en películas, en la literatura, en el imaginario popular, y toda la tradición cultural occidental, y por extensión la mundial, bebe de estas fuentes.

Aunque hace más de dos siglos que primero los teólogos, y más recientemente los arqueólogos, han venido dudando de la historicidad bíblica, aún hoy se sigue manteniendo como verdad histórica hechos, reinados, construcciones y otras muchas narraciones que no son más que fábulas inventadas por los escribas judíos para engrandecer el pasado de los reyes y los sacerdotes judíos. Esta práctica de falsear la historia ha sido común en todas las culturas del planeta, e incluso hoy en día se siguen financiando y fomentando por organizaciones y agentes bien pagados (y por ingenuos), historias inventadas, fábulas nacionales, con su respectiva Aracadia Feliz primigenia.

¿Y Salomón?

Bueno, Salomón representa la Arcadia Feliz de los judíos.

Y precisamente, el caso más conocido e incuestionable de fraude histórico recogido en la Biblia, es el del Rey Salomón. Ni un sólo indicio arqueológico, ni una sola ruina con su nombre, ni un solo cartucho, ni una sola referencia de algún pueblo extranjero, se ha encontrado, fuera del texto bíblico, hasta la fecha sobre tan fabuloso monarca.

Veamos lo que la Biblia (los escribas) nos cuentan sobre el Rey Salomón.

  1. Heredó un inmenso imperio conquistado por su padre David que se extendía desde Nilo en Egipto hasta el río Éufrates en Mesopotamia (1 Reyes 4:21; Gén. 15:18; Deut. 1:7,11:24; Jos. 1:4; 2 Sam. 8:3; 1 Crón. 18:3).

  2. Tenía una gran riqueza y sabiduría (1 Reyes 10:23).

  3. Administró su reino a través de un sistema de 12 distritos (1 Reyes 4:7).

  4. Poseyó un gran harén, el cual incluía a "la hija del faraón" (1 Reyes 3:1; 1 Reyes 11:1,3; 1 Reyes 9:16).

  5. Honró a otros dioses en su vejez (1 Reyes 11:1-2,4-5).

  6. Consagró su reinado a grandes proyectos de construcción (1 Reyes 9:15,17-19), incluyendo:

    1. el Templo (1 Reyes 6).

    2. el Palacio Real (1 Reyes 7:2-12).

    3. las murallas de Jerusalén,

    4. el Milo (un relleno de tierra hecho para ampliar Jerusalén) (1 Reyes 11:27)

    5. las ciudades reales de Meguido, Hazor, y Gezer, las ciudades almacenes, ciudades para sus jinetes y ciudades para sus carros a lo largo de su imperio.

Las ciudades de Hazor, Meguido y Gezer han sido excavadas extensamente. Se encontró en todas ellas un estrato que contenía grandes palacios, templos y fortificaciones. No se encontró el nombre de Salomón, pero en cambio sí el cartucho del faraón de la XVIII Dinastía Amenofis III (Amenhotep III, Mennom III). En Jerusalén no ha sido posible excavar en el monte del templo, pero las extensas excavaciones realizadas en la ciudad, incluso en las áreas adyacentes al monte del templo, no han revelado la existencia de ningún palacio salomónico. Es más, la excavación del Millo ha revelado (según la alfarería encontrada en él) que su construcción original también fue contemporánea del reinado de Amenofis III de la XVIII Dinastía egipcia.

Amenofis III, conocido en tiempos antiguos como el "Rey de Reyes" y "Señor de Señores," fue un faraón de la gloriosa XVIII Dinastía de Egipto. Al igual que el Salomón bíblico, heredó un inmenso imperio cuya influencia se extendía literalmente desde el Nilo al Éufrates. En contraste con el imperio de Salomón, el imperio de Amenofis es histórica, y arqueológicamente, indiscutible. Los edificios, monumentos, documentos, artículos, y otros numerosos vestigios de su reinado son universales e incomparables (con la posible excepción de los que dejó el faraón de la XIX Dinastía, Ramsés II).

El reinado completo de Amenofis III fue consagrado a la construcción de monumentos a lo largo de Egipto, Canaán y Siria. Aparte del templo más glorioso de la antigüedad en Luxor, construyó otros muchos templos de diseño similar a lo largo de Egipto y en el resto de su imperio, incluso en las ciudades fortificadas cananeas de Hazor, Meguido, Gezer, Laquis y Bet-seán.

Fue durante el reinado de Amenofis III cuando Gezer y otras ciudades principales de Palestina fueron fortificadas como las guarniciones reales egipcias, y se las dotó de refinados templos y palacios.

La Biblia dice que durante los días de Salomón, el faraón de Egipto capturó la ciudad cananea de Gezer y se la regaló a su hija como dote de su matrimonio con Salomón (1 Reyes 9:16-17).

Era una costumbre obligatoria para Amenofis III casarse con "la hija del faraón" para asegurarse el trono. Esto es precisamente lo que hizo cuando se casó con Sitamon, la hija de su padre, el faraón Thutmosis IV.

La red de ciudades fortificadas de la XVIII Dinastía egipcia también incluía a Jerusalén. Si las construcciones de Amenofis III en Gezer, Hazor, Meguido han sido encontradas, parece más que posible que Amenhotep edificara un magnífico templo en el venerado Monte del Templo de Jerusalén. La estructura adyacente al Monte del Templo de Jerusalén, conocida tradicionalmente como los "establos de Salomón," es consistente con la arquitectura de las ciudades fortificadas de Amenofis. La arqueología también ha confirmado que durante su reinado se guardaron carros en estas ciudades en grupos de entre treinta a ciento cincuenta cada uno.

Las antiguas minas de Timna, en el desierto del Neguev, conocidas como las "minas de Salomón," "son anteriores a Salomón en unos trescientos años [según la cronología convencional]," datándolas una vez más en los tiempos de Amenofis III. Cobre de Timna, oro del Sudán, otros metales preciosos, joyas y piedra de alta calidad fueron utilizados en gran abundancia en los templos de Amenofis, así como en los del pretendido rey Salomón. Una estela del templo funerario de Amenofis III alardea de que el templo fue "embellecido por todas partes con oro, su suelo brilla como la plata... con estatuas reales de granito, de cuarcita y de piedras preciosas." La cantidad de materiales empleados en otro templo construido por Amenofis III es también "asombrosa: 3,25 toneladas de electro [una aleación de plata y oro], 2,5 toneladas de oro, 924 toneladas de cobre..."

Se dice que la satisfacción más grande del Salomón bíblico fue el reto de completar sus grandes proyectos (Eclesiastés 2:4-11). Lo mismo se dijo de Amenofis III. En un texto egipcio real del periodo se lee, "He aquí que el corazón de su Majestad estaba satisfecho con la construcción de monumentos muy grandes, como los cuales nunca se habían hecho realidad desde las primeras edades de las Dos Tierras."

Sólo un rey enormemente rico, de un imperio bastante estable, podría construir tan espléndidamente y en muchos sitios tan distantes entre si en la antigüedad. Amenofis III fue indiscutiblemente el rey más rico de la antigüedad. La realización de tales magníficos proyectos requirió el mantenimiento de una considerable y constante fuente de trabajo y de ingresos que se extendía a lo largo de un periodo de muchas décadas.

La administración y el sistema de impuestos de Amenofis con sus 12 distritos es idéntico al de Salomón que se describe en la Biblia (1 Reyes 4:2-7,27; 5:13; 9:23). Amenofis también se dedicó a redescubrir la sabiduría, los misterios y las tradiciones de las dinastías egipcias anteriores. Se ha establecido una fuerte relación entre los "Proverbios de Salomón" de la Biblia y las "Máximas de Amenofis III" encontradas en Egipto.

Además de los proyectos ya mencionados, Amenofis construyó también un palacio completamente nuevo en Tebas. La nueva residencia real incluía todos los elementos contenidos en el palacio de Salomón que se describe en la Biblia (1 Reyes 7:2-12).

Amenofis III, como Salomón, fue incansable en la persecución de mujeres para su harén, especialmente de mujeres extranjeras y hermosas tanto de origen regio como humilde. El harén de Amenofis incluía a dos princesas de Babilonia, dos princesas de Siria, dos princesas de Mitani, y como el harén de Salomón, incluía a una princesa de cada una de las siete naciones enumeradas en 1 Reyes 11:1. Como el rey más poderoso de Oriente Medio, Amenofis no envió a cambio a ninguna de sus propias hijas a otros reyes, ni lo hizo ningún otro faraón de esta dinastía (ni probablemente ningún otro en toda la historia de Egipto). Denegó específicamente una petición del rey de Babilonia para una esposa egipcia. De forma pretenciosa, la Biblia da énfasis a la pretendiente egipcia de Salomón, pero no menciona que Salomón tuviera alguna esposa hebrea. Roboam, del que se dice haber sucedido a Salomón, fue el hijo de una princesa amonita.

La corte de Amenofis III era extremadamente liberal, y reflejaba cada posible exceso de un reinado poderoso y seguro. El erotismo en el arte y en la vida de la corte alcanzó su plenitud durante el reinado de Amenhotep. La famosa pintura mural de las "bailarinas desnudas" data del reinado de Amenhotep. Al igual que Salomón, Amenofis III "no negó a sus ojos ninguna cosa que desearan" y "apartó su corazón de cualquier placer" (Eclesiastés 2:10). Sin embargo, los últimos años de los treinta y ocho del reinado de Amenofis no fueron agradables. Los largos años de indulgencia habían pasado factura y tuvo muchas dolencias. Como gesto compasivo, su cuñado mitani le envió un ídolo de la diosa Ishtar (es decir, Astoret)(1 Reyes 11:5).

La "conclusión ineludible" es que la historia de Salomón fue tomada después y específicamente de la vida de Amenofis III. El mismo nombre de Salomón, que literalmente significa "paz" o "seguridad", apunta a Amenofis III, cuyo largo y penetrante reinado en el siglo XIV a. C. no incluyó ninguna gran campaña militar, pero se caracterizó por una estabilidad sin precedentes a lo largo del Cercano Oriente. Después de la XVIII Dinastía egipcia, la región entre los dos grandes ríos no fue controlada de nuevo por ningún poder individual hasta el imperio asirio de Asurbanipal (el nieto de Senaquerib), el cual invadió Egipto y saqueó Tebas en el siglo VII a. C., y el imperio de Ciro en el siglo VI a. C., el cual conquistó también Egipto y lo convirtió en una provincia persa. No hay ningún indicio de ningún imperio de estos tiempos que controlara esta región y que cuya capital fuese Jerusalén.

Se dice que Salomón tuvo "mil cuatrocientos" carros (1 Reyes 1:26). Esto representa un ejército prodigioso según los cánones antiguos, y el cual sólo pudo haber sido reunido en un largo periodo de tiempo por una civilización estable. A pesar de eso, se nos dice que sólo cinco años después de la muerte del gran rey Salomón, el faraón egipcio Sisak y sus aliados invadieron Judá y capturaron sus ciudades fortificadas con poca o ninguna resistencia militar (2 Crón. 12). La Biblia añade que la misma Jerusalén fue perdonada sólo después de entregar a Sisak la totalidad de las riquezas acumuladas por el rey Salomón.

La rapidez con la que se estableció el imperio de Salomón, como se describe en la Biblia, y la facilidad con la que fue sometido después al poder extranjero en un corto plazo de tiempo, tampoco es consistente con el modelo fijado otras grandes civilizaciones antiguas.

En conclusión: la historia de Salomón, como otras de las recogidas en la Biblia es una fabulación histórica para consumo del pueblo judío, donde un faraón egipcio es convertido en un rey judío, que gracias al cristianismo y al posterior borrado histórico que llevaron a cabo los cristianos, ha pasado durante miles de años como una verdad histórica incuestionable e incluso hoy en día, pese a las pruebas arqueológicas, difícil de cuestionar sin caer en desgracia.

37 comentarios:

  1. Para aquellos que quieran saber más sobre la forma en que se construye el relato bíblico y de como la arqueología no concuerda con las historias bíblicas, pueden leer el libro: La biblia desenterrada. Este libro es un resumen de los resultados arqueológicos en Israel.

    Este libro está disponible por internet. Por fortuna, mientras no lo censuren, cosa que ya tardan en hacer, también hay un artículo sobre este libro en la Wikipedia. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues leí gran parte del libro y me llamó la atención que los autores mencionaran el nombre de Salomón como dando por hecho su existencia...
      Entonces, esto que escribiste, ¿es verdad o no es verdad que Salomón existió?
      Ya me confundiste...

      Eliminar
  2. Excelente desmitificación. Sabía de la existencia, como muchos, de numerosos "cuentos orientales" en ese Libro, pero lo de Salomón es ya definitivo.
    Has hecho un estupendo trabajo de sísntesis y además muy ameno.

    De donde también se deduce que la Reina de Saba (actual etiopía cristiana)tampoco fue esposa de esa falsedad sino de Amenofis III.

    Estaba muy claro de siempre sobre la falsedad de Moisés como dirigente judio y de sus "efectos especiales" de abrir mares, etc., cuando está datado que era un príncipe egipcio.

    ResponderEliminar
  3. @ Javier Tellagorri. Gracias por el elogio. Mis artículos suelen ser compendios de otros artículos mucho más largos, preferentemente de libros, triturados y adaptados bajo un sesgo personal. En este caso gran parte de la meticulosa exposición está sacada de un libro que encontré por internet hace años. Lo guardé, pero desgraciadamente lo almacené por trozos (no recuerdo el motivo) y no sé ni el autor, ni la editorial. Tampoco recuerdo si era una traducción (con el traductor de google) de algún libro en inglés. Si alguien sabe de que libro se trata, o cual es el autor, me agradaría que lo hiciera saber.

    El libro que cito, La biblia desenterrada, también trata estos temas, y coincide en líneas generales con lo anterior, pero lo hace desde un punto de mista, bajo mi parecer, muy engorroso, con muchos datos técnicos y es difícil de digerir.Además, no son tan tajantes en afirmar si fue Amenofis III. Podría haber sido, pero no pasan de ahí ya que los autores son arqueólogos y sólo reflejan la inexistencia de restos arqueológicos que coincidan con la historia Bíblica.

    Su moderación es lógica porque existe una rama completa de la arqueología, la arqueología bíblica, con arqueólogos financiados por entidades religiosas norteamericanas, que si están sobre el terreno es para seguir el rastro de los patriarcas, no para negarlo. Incluso en Wikipedia, en español, claro, que es la que más censura, se sigue ocultando una y otra vez y borrando entradas que pongan en entredicho la veracidad de las historias bíblicas.

    Pero bueno, gracia otra vez por el cumplido. Cuando escribimos creo que lo hacemos para los demás, para compartir, pero muy especialmente también para nosotros mismos, para ordenar las ideas y los temas que va uno leyendo por ahí, o que tiene almacenados en el ordenador. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Stop (curioso nick). Solo para mencionarte que antes que Finkelstein y Silverman (la biblia desenterrada) quien escribe extensamnte sobre el tema es Zeev Herzog- él se sitúa en la misma linea que los arqueólogos mencionados, pero Herzog es muy directo (poco diplomatico). Haz leído al Profesor Schlomo Sand?, te lo recomienso. Su libro se llama "The invention of the jewish people" y otro libro muy bueno, también del Prof. Sand es "The invention of the land of Israel" (ambos buenísimos!). En cuanto a la Wikipedia, pues...lo mejor de la Wiki no son sus artículos si no más bien las páginas de discusión (no es broma, no tienen pierde!). En fin, bueno, felicitaciones por el site,está muy bueno.

      Eliminar
    2. La Ciencia prueba la Biblia: Arqueólogos afirman haber hallado las Minas del Rey Salomón

      Por más de dos siglos, teólogos liberales usaron la falta de pruebas históricas de algunas partes de la Biblia para criticar la idea de su infalibilidad. Uno de sus argumentos más comunes es que no hay registros extra bíblicos de los reinados deDavid y Salomón.

      Sin embargo, excavaciones arquológicas enIsrael a lo largo de las últimas décadas cambiaron esa perspectiva. Descubrimientos recientes muestran que la extensión del reino de Salomón, el mayorterritorio que Israel haya tenido en su historia, realmente llegó donde afirma el registro bíblico.

      En la edición de febrero de 2017 del “Journal of Archaeological Science”, los arqueólogos Erez Ben-Yosef, Dafna Langgut y Lidar Sapir-Hen anuncian los descubrimientos realizados durante las excavaciones en la región más inóspita de Israel. Ellos descubrieron en Timna, al sur del país, más indicios de donde quedaban las legendarias “minas del rey Salomón”. Ellos profundizaron el trabajo que fue inicialmente divulgado en 2013.

      – Ad –

      En una de las regiones más áridas y desoladas del desierto del Negev, ellos encontraron ruinas de establos y depósitos de minería donde un día se encontraron los mayores campos de fundición del reino. La fecha de los artefactos recuperados comprueba que son del siglo X antes de Cristo, lo que coincide con los datos del reinado de Salomón.



      Este descubrimiento resuelve una gran controversia histórica. Hasta ahora no existá evidencia histórica abundante acerca de la extracción de minerales de cobre, las ruinas de Timna muestran la existencia de minas y fundiciones activas durante el reinado de Salomón. Por lo tanto, no es difícil concluir que el Valle de Timna realmente albergaba las minas mencionadas en la Biblia.

      Dieta fuerte

      Por causa de la extrema aridez de la región, materiales orgánicos terminaron quedando extraordinariamente preservados. Ben-Yosef, Langgut y Sapir-Hen fueron capaces de recuperar huesos de animales, semillas y pólen en pilas de estiercol de burro, abundante en el lugar. El análisis de ese estiercol reveló que los animales eran alimentados con pasas de uva en vez de paja.

      El uso de pasas en la dieta muestra como esos burros eran bien cuidados, pues eran fundamentales en la extracción del cobre de las minas y el transporte de suplementos para el campamento. El análisis de los huesos de animales y de las semillas muestra que los operarios – provablemente esclavos – tenían una dieta rica, que les brindaba las condisiones para desempeñar un trabajo que exigía mucho de sus cuerpos.

      – Ad –

      Otro aspecto que llama la atención es la disposición del estiercol, almacenado en la parte interna de las estructuras fortificadas. Es indica que fue usado como combustible para el calentamiento inicial de los hornos de fundición. Los tres arqueólogos descubrieron artefactos que también demuestran que en el lugar había más de un tipo de metalurgia.

      Además de fundir los minerales de cobre, también refinaban y preparaban lingotes. Las minas de Timna no eran las únicas pertenecientes a Salomón, pero pueden haber sido las más grandes.

      Presencia militar

      La estructura de la puerta principal y de los muros evidencian que el lugar estaba bien cuidado. Eso muestra que en los tiempos de Salomón tenían allí una fuerte presencia militar. El valor del cobre era muy alto en la época, por ser usado para fabricar herramientas y armas, vitales para las ciudades antiguas. Esa idea de riqueza generó, siglos más tarde, la leyenda que las minas de Salomón eran de oro y diamantes. Esa idea se popularizó por causa del romance de ficción “Las Minas del Rey Salomón”, de Rider Haggard, publicado en 1885. Era cobre, sin embargo, lo que realmente se extraía de all

      Eliminar
    3. cobre, sin embargo, lo que realmente se extraía de allí.

      La Biblia dedica 21 capítulos a la historia del reinado de Salomón, destacando su extención, riqueza, poder y organización. Muchos estudiosos cuestionaban si no fueron exagerados los relatos para agradar al rey. Sin embargo, surge ahora la comprobación de que había presencia militar judía en el extremo sur del desierto del Negev, históricamente perteneciente al reino de Edom.

      Fuente: Gospel Prime

      Eliminar
  4. @ los interesados en estos temas. Existe en youtube, y en otros lugares de documentales, el documental "La biblia desenterrada", dura unas cuatro o casi cinco horas, pero está en capítulos, donde se cuenta el proceso que siguen los arqueólogos en todo este asunto y como se van percatando de que los restos arqueológicos una y otra vez no coinciden cronológicamente con el relato bíblico. Es realmente interesante porque también te explican el proceso por el cual se escribe la Biblia, una vez transcurridos los acontecimientos, y como el texto, en realidad, aunque cuenta una historia cronológica, no fue redactado cronológicamente. Algunas partes del principio fueron alteradas o introducidas cientos de años de comenzada la redacción del Talmut (Pentateuco o Deuteronomia). Saludos.

    ResponderEliminar
  5. ...Muy interesante...la posible confusión entre Salomón y el faraón egipcio... ahora mi pregunta sería.. ¿Y qué pasa con el rey David?
    ¿Sería David padre de Salomón ó de... Quién?
    SALUDOS

    Al margen: Me parece necesario hacer saber que por ENÉSIMA vez el blog www.layijadeneurabia.com tiene PROBLEMAS...
    Desde anoche no puedo conectarla...
    Y esta vez no puede ser por SATURACIÓN pues estamos a mediados de mes...

    ResponderEliminar
  6. Fenomenal trabajo, Stop. Ilustra deleitando, sí señor. La forja de mitos, esas trolas. Qué curiosa la costumbre de perseguir la consecución de mujeres extranjeras para el harén. Como caiga en manos de Berlusconi tiene ya precedente histórico.
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  7. @ Julio Sanz, primero de todo gracias y sobre el rey David, según los arqueólogos existe una mención en una estela a una casa de David. Lo que ocurre es que en aquel tiempo esta mención haría referencia a al jefe de un clan, o de un reino muy pequeño, porque en la época de su supuesto reinado, Judea estaba habitada por pastores y poblada de aldeas. No existían las ciudades en las tierras altas, que es donde estaban los judíos. Mucho menos un reino poderoso comparable al de otras civilizaciones vecinas.

    Aunque es muy largo de ver, todo esto se explica, de forma muy arqueológica, casi detectivesca, en el documental "La biblia desenterrada", que está disponible, no sé si legal o ilegalmente, en internet. El documental, aunque creo que podría ser más ameno, disipa muchas de estas dudas y pone en evidencia que el glorioso pasado judío, con reyes poderosos y una étnia milenaria, es una invención, una fábula incluso más exagerada, e imprecisa, que las griegas.

    Este tipo de fábulas, de invenciones de Arcadias Felices, es algo que se repite en toda la humanidad. Lo curioso del caso es que los judíos han conseguido borrar las fábulas de otros pueblos y sustituirla totalmente por su fábula nacional judía. Y todo gracias al cristianismo.

    Es elemental que para lograr perpetuar el engaño se debía proceder a la eliminación documental de otras civilizaciones que ponían en entredicho la fábula judía, pues estos documentos la situaban como algo inventado o exagerado, no imparcial, y al mismo nivel que el del resto de pueblos: como una invención para consumo interno.

    Nada de eso se cuenta en el documental de "La biblia desenterrada" porque no es el tema del mismo, pero es una evidencia que parece digna de un documental. El como se pueden imponer mentiras, fábulas, que duren miles de años, a pueblos y personas que vivirán engañadas, que morirán engañadas, creyendo que ese engaño existió, es muy interesante y como siempre, nos remite a la idea que recientemente, y de forma nada casual, ha sido puesta sobre el tapete y popularizada por la película "Matrix". Saludos.

    ResponderEliminar
  8. @ Jualio Sanz, sobre los problemas para cargar la página www.layijadeneurabia.com, es verdad. Yo también los he tenido. Hoy aún no he intentado conectarme a ella pero sí que se me pasó por la cabeza la idea, como siempre "conspirativa", de que habría sido censurada o algo por el estilo.

    Nos tenemos que ir mentalizando de que esto de internet se acabará. Inventarán un impuesto, o aplicarán salvajemente las tonterías esas de los derechos de autor (que ni los políticos respetan), o necesitaremos una carnet profesional para opinar, o un nivel C de la lengua de la CC.AA respectiva, y el aval de la ONU... Ya inventarán algo para amordazar a internet porque esto les es útil para embrutecer a la gente con pornografía gratuita, y para espiarnos con nuestros propios datos, opiniones, fotos, email, y todo lo que coloquemos aquí, pero a partir de ciertos límites, les resulta un peligro.

    Yo me imagino que dejarán un internet libre, pero del tipo "El hormiguero", inofensivo, con muñequitos, todo muy infantil, de buen rollo y tonerías para que la gente siga teniendo la mentalidad de un niño de seis años en cuerpos de adultos con artritis, colesterol, barriguita y almorranas producidas por el sofá o el taburete. Algo quedará, pero será parecido al zoo de "La noria". Saludos.

    ResponderEliminar
  9. @ José Antonio, gracias por el cumplido. Y sí, eran una especie de Berlusconis y eso se acepta como bueno y natural. Personalmente lo que haga Berlusconi, con su rabo y el resto de su cuerpo, me importa bien poco, lo que es inmoral es que lo haga en dependencias públicas, con menores de edad, o que se pueda dedicar dinero público o trafico de influencias, como parece, para conseguir este tipo de cosas tan carnales y que pertenecen a la vida privada de las personas. Berlusconi, es un auténtico impresentable.

    Sobre los mitos bíblicos, incluso hoy en día existe una mordaza para impedir que salgan a la luz, se enseñen en los colegios, o se hagan populares. Esto es asi desde hace más de dos siglos, cuando muchos teólogos, simplemente con el estudio de los textos oficiales, los no oficiales, y los que han ido saliendo en excavaciones arqueológicas, apuntaban como inconsistente, contradictorios o anacrónicos, o fuera de contexto, muchos datos de la Biblia.

    Algunos anacronismos encontrados por los teólogos estaban relacionados con animales, que en la Biblia parecían siglos antes de que fueran corrientes en Palestina (los camellos); o con determinados alimentos o productos, que aparecían también siglos antes de que las caravanas los importaran desde el interior de Asia; aunque la ginda a todo esto, estaría en los dinosaurios. Hay una anécdota muy buena sobre los dinosaurios y la Biblia. Hace unos años los ultra-ortodoxos judíos promovieron el boicot a una marca de leche en Israel porque regalaba cromos de dinosaurios, y eso era una herejía, porque los dinosaurios no aparecían en la Tora ("Biblia"). Cosas así ya nos ponen un poco en la idea de como funciona el cerebro humano. Quiero decir... en lo mal que funciona. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Dios es real y ha hecho cosas muy beneficiosas por la humanidad, por lo tanto, todo lo escrito en la Biblia tambien es real.

    ResponderEliminar
  11. @ Anónimo 6 de junio. Bueno, si eso te hace feliz, cree lo que quieras creer.

    ResponderEliminar
  12. DIOS CREO LO CIELOS Y LA TIERRA Y EL MAR, ES TODO PODEROSO TE CREO A TI PARA QUE LO ADORARAS. CREO EN TODO LO QUE DICE LA BIBLIA PORQUE ES LA PALABRA DE DIOS INSPIRADA POR EL ESPIRITU SANTO HE RECIBIDO MUCHAS BENDICIONES LEYENDO LA BIBLIA. NO SEAS INCREDULO . CREE POR FE. LO QUE DICE LA BILIA ES COMIDA PARA EL ALMA Y EL ESPIRITU DE LAS PERSONAS........

    ResponderEliminar
  13. Anonimo 27 de junio. Me alegro por usted y me complace que sea tan feliz. Yo fui creyente y comprendo perfectamente su postura. Saludos.

    ResponderEliminar
  14. la biblia, al igual que la Iliada y la Odisea, es un libro mitológico, lleno de dioses,héroes, fantasías y todo lo que le cerebro pueda imaginar. No es dable pensar que la humanidad tenga que sufrir, como ha sufrido, por culpa de una tal Eva que se comió una manzana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. No es culpa de Eva que, los humanos sufrimos, es culpa de nosotros mismos, es culpa de nuestra falta de humanidad, de nuestra avaricia y codicia y del diablo que nos hace caer

      Eliminar

      Eliminar
  15. stop, es muy interesante todo lo que usted ha leido y lo mejor de todo es que lo comparte con las personas que desean saber un poco mas, se nota que usted es una persona de mente abierta y que ha roto la cadena mental que muchos apenas estamos rompiendo, el sistema que nos han impuesto es realmente precario para nuestra libertad, admiro su comportamiento ante pensamientos individuales y colectivos como los fanaticos religiosos, lastimosamente nadie tiene la culpa del chip que le han puesto culturalmente. gracias

    ResponderEliminar
  16. Señor STOP, me agrado su articulo publicado, gracias por compartir este tipo de investigaciones al publico en general,me gustaría saber mas, ¿¡que piensa de todo esto!?, ¿¡a que se debe que nos inculcan este tipo de creencias!?...
    Esperando respuestas.Saludos.

    ResponderEliminar
  17. muy buen articulo sr. stop, se ve por las opiniones que la gente busca la verdad y que se de cuenta que ha estado adorando una doctrina basada en la historia y fabulas del pueblo judío, son ellos los elegidos según la biblia el único pueblo escogido y los otros pueblos que fueron sus vecinos los pasaron por la espada, cabe responder a los fanáticos religiosos de la matrix que dios no se encuentra en un libro, por lo menos mi dios no esta ahí. gracias por tu valiosa información y esfuerzo por mostrar simplemente la verdadera historia..saludos

    ResponderEliminar
  18. qué irrespetuosos por dudar de Dios...quién se creen que son?Dios es el Padre de nuestro Salvador: JESÚS!!!

    ResponderEliminar
  19. ESTIMADOS HERMANOS:
    Solicito mi sumo sacerdocio superior al del Santo Espíritu de Yeshúa de los ejércitos (solicito mi sumo sacerdocio superior al Dios espíritu de Jehová de los ejércitos).

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar
  20. Excelente informacion. Ojala muchas personas puedan tener el beneficio de la duda, para salir de esta gran mentira que aun pravalece por mas de milenio y medio. El hombre ignorante es feliz en su ignorancia, pero la ignorancia nunca acarrea algo bueno.

    Son muy buenos sus articulos. Espero seguir viendo mas articulos de usted, STOP.

    ResponderEliminar
  21. Yo también te felicito por tu excelente trabajo pero me gustaría que dieras las fuentes. Te explico; yo no sé si Salomón ha existido o no, como sea la cosa, no hay contexto como para decir que era un monarca como el que pretenden vendernos, a lo más un reyezuelo como su padre David. Pero me interesa muchísimo contrastar la información. Por mucho que he tratado de encontrar los detalles tan exactos que mencionas ( y que son los mismos que recogen otros artículos en la red) yo no he podido confirmarlos. Obvio, he podido hallar a Amenofis III (muy fácil claro), sus construcciones portentosas, su harem, a la "hija del faraón", sus inmensas riquezas, su largo reinado etc. Pero no he podido encontrar la fuente como : Meguido Hazor y Gezer fueron excavadas y se encontró su cartucho, fortificó Jerusalem y edificó en Canaán etc. Es decir, no encuentro información (por más que busco) acerca de su presencia en Canaán ( como constructor quiero decir) y eso es lo que realmente me importa. He leído a Ahmed Osman y también he averiguado respecto de él y no parece muy confiable, y aparentemente en tu artículo estás haciendo referencia a su libro. También he buscado también en egiptología pero no figura nada de eso, en la Wiki y tampoco nada (no es que confíe mucho en la Wiki pero había que mirar por si acaso). Me decidí a escribirte porque me parece de suma importancia que lo que escribimos los escépticos sea lo más exacto y demostrable posible y no corrernos el riesgo de que se nos vea lo mismo que los fanáticos que escriben cualquier cosa porque eso nos hace perder credibilidad. Con esto no estoy poniendo en duda tu sinceridad pero te hago notar que así como yo no he podido encontrar "esas cosas tan específicas" habrá otra gente que tampoco las encuentre. Porfa, si puedes darme tu fuente te lo agradecería muchísimo. Felicitaciones por el blog que está excelente.

    ResponderEliminar
  22. 1a Timoteo 4:1 "Ahora bien, el Espíritu Santo nos dice claramente que en los últimos tiempos algunos se apartarán de la fe verdadera; seguirán espíritus engañosos y enseñanzas que provienen de demonios."

    ResponderEliminar
  23. Es estupido creer que todo ha sido creado de la nada.

    ResponderEliminar
  24. Ciudadano Stop, alguna vez se ha preguntado porque existe usted?... Pues creo que si no construye una gran riqueza como para edificar templos, estatuas, monumentos que lleven su nombre, y dejar un legado en alguna ciudad, los arqueologos van a dudar de su existencia, es mas hasta sus decendientes dudaran de su existencia... Lo felicito por el buen hábito de leer, pero lo que escribe es pensamientos de pensamientos, es decir sobre escribe lo que otros ya escribieron, ¿Que le hace pensar que lo que se escribe en esos libros sea cierto?, mejor lo insto a escribir articulos sobre su vida, aunque no creo que alguien quiera leer y buscar sobre eso, pero de algo estaria seguro usted, que estaria escribiendo sobre un hecho veras, que sin duda lo vivio usted, alli no tendria que empeñarse tanto en buscar buscar, leer y leer, y en el fondo de su interior continuar sin saber la realidad... y mis estimados lectores respeto todas las opiniones pero la verdadera realidad les sera revelada algun dia, por ahora solo mes queda decirles que vivan un dia a la vez y den gracias por lo que tienen... Culmino diciendo que no practico ningun tipo de religion y ni pertenezco a ninguna congregasion religiosa, pero tampoco soy ateo, y si lo que hay escrito en la Biblia es o no realidad, lo cierto es que lo poco que he leido tiene mensajes positivos, creo en Dios fielmente, y no por cultura, sino por las grandes obras que ha hecho en mi vida... LLegué a este sitio por la misma razon que ustedes, sin embargo da tristeza ver como existen tantas personas confundidas y en busca de una respuesta cuando la verdad la podemos encontrar en el mundo real y en el diario vivir alli está la respuesta a todas sus dudas...

    ResponderEliminar
  25. Yo soy hijo de Salomón, de la Casa de David de Judá. Dios os confunde, y está escrito: " "Yo te glorifico, Dios Padre, Creador del Cielo y de la Tierra, por has ocultado estas cosas a los sabios y prudentes, y las has mostrado a los humildes y pequeños." Amenofis pudo existir, y Dios repetir la historia en Salomón, y Dios puede hacer desaparecer toda evidencia. Dios hace y desace. ¡Hallelu Yah!

    ResponderEliminar
  26. Lo que más me sorprende de todo es que estudies tanto sólo para desmentir la biblia. Leí que fuiste creyente, entiendo por qué ahora hablas tanto en contra de la Palabra, tu eres unos de los tantos apóstatas que se anuncia en las Escrituras, que en un principio fueron creyentes de fe y luego apostataron. Bueno, entre tanta cosa que se habla acá deben saber también que hubo y hay muchos científicos reconocidos que creen el la existencia de un Dios Todopoderoso. Honestamente que Dios tenga misericordia de ti.

    ResponderEliminar
  27. Ahh y otra cosa yo me tomé el tiempo de leer este artículo y ya que eres tan estudioso tómate un tiempo y lee este pasaje de la biblia, ES PARA TI.

    Marcos 9:42

    ResponderEliminar
  28. Muy bueno, cuanto friki fanático religioso molesto por hallazgos arqueológicos SÓLIDOS que demuestran que las fantasías en las que creen son sólo eso... fantasías... peor aún, me sorprende que el 95% de estos fanáticos no tienen NI PUTA IDEA de la civilización sumeria, civilización en la que basaron los hebreos para hacer sus "sagradas" escrituras... un plagio muy mal hecho por cierto... es curioso, pero hace poco di con un relato celta que cuenta la historia de un rey que fue rescatado de las aguas, así como hay otra de un príncipe acadio que fue rescatado de las aguas y se volvió rey (les suena?, creería que en este se basaron los hebreos para crear a su moisés, por otro lado, se dice que fue un faraón egipcio) al parecer, las fuentes originales de estas historias míticas son mucho mas antiguas de lo que creemos y se han vuelto sincretismos en todas las religiones porque... que tenían en común los celtas con los hebreos? culturas tan diferentes y separadas por centenas de años... el supuesto "templo de salomón" (que no es el de jerusalem) es una cuestión meramente esotérica y muchos giles creen que literalmente existió... hablen con cualquier masón o ocultista y allí hallarán verdades que los harán replantearse muchas cuestiones... bueno, no digo mas, porque esto hace que los católicos, judíos sionistas (ultra nacionalistas los llama Herzog) y cristianos se despeluquen y se rasguen las vestiduras profiriendo maldiciones a diestra y siniestra.... PD: por que tiene que ser el psicópata de la biblia el dios verdadero de un universo tan grande en insondable en el que sólo somos una mísera partícula entre otros posibles universos??? siempre me lo preguntaré...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cállate porqueria, los judíos somos los elegidos y ustedes morirán para siempreque, además los hallazgos arqueológicos demuestran la veracidad de la Biblia y sus profecias, sabías que se hallaron pruebas de los antiguos egipcios hundidos en el mar rojo?

      Eliminar
  29. Creo que todos los libros "sagrados" contienen mitos que fueron escritos para intentar explicar el universo, tratar de responder a las eternas preguntas: ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy?, y proponer a los lectores una serie de normas de conducta que les permitan vivir pacíficamente dentro de su comunidad, con figuras literarias, relatos y personajes que fueran comprensibles para cualquiera, porque no cualquiera puede comprender fácilmente las abstracciones o las descripciones que nos explican el universo. Pero la lectura estuvo restringida, por milenios, a un pequeño grupo de selectos, que le han dado su interpretación y han tenido el poder suficiente para difundirla, generalmente con fines de control político y económico, pues la conducción de los pueblos no es fácil. Creo que también, a pesar de las enormes facilidades que el mundo moderno nos ofrece para investigar, es más fácil y cómodo creer lo que otro me diga que averiguar si lo que me dice es cierto o no lo es. Y bueno, el que sea feliz creyendo que lo escrito en esos libros, llámense como se llamen, es la palabra de Dios, bien por él y que así sea, siempre y cuando no se meta, para nada, en la vida de los demás. Juan Caballero

    ResponderEliminar